El edificio más sano de España. (ABC)

 

El inmueble, en Las Rozas, se ilumina con luz natural, purifica el aire del exterior y ahorra un 30% de agua.

Publicado por FAMASE el 07/02/2011 (ESP)


 
















Noticias - Noticias




Lunes, 24 de Enero de 2011 19:19




El inmueble, en Las Rozas, se ilumina con luz natural, purifica el aire del exterior y ahorra un 30% de agua



MIGUEL OLIVER / MADRID



Día 23/01/2011



 



JOSÉ ALFONSO



El Tripark, en el Parque Empresarial de Las Rozas



A escasos metros de la Ciudad del Fútbol, en el parque empresarial de Las Rozas, se levanta un edificio de oficinas de última generación que pasaría desapercibido para todos si no fuera por lo que esconde y representa. Un complejo de tres bloques que brota de una parcela de algo más de 10.000 metros cuadrados. Lo llaman Tripark Las Rozas. Es propiedad del gigante inmobiliario Hines, y tiene la particularidad de ser el edificio más sano de España. No lo dicen ellos. Lo reconoce el US Green Building Council, que a finales del año pasado le otorgó el certificado Leed CS Gold. Es decir, la medalla de oro al inmueble más ecológico. Se trata de la única construcción en todo el país que ha recibido tal distinción. Todo un ejemplo de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente.



 



Para obtener esta acreditación, la entidad estadounidense exige el cumplimiento escrupuloso de rigurosísimos criterios en seis apartados: localización, optimización del consumo hídrico, eficiencia energética y aire interior, certificación de materiales, calidad del aire e innovación, y diseño. Trabajar en un edificio de estas características representa una importante ventaja tanto para el empresario como para el trabajador: reduce en un 15% el absentismo laboral y aumenta en un 18% la productividad.



 



El Tripark de Las Rozas ha sido promovido por Hines, construido por Acciona y proyectado por el estudio de arquitectura de Gabriel Allende. Según sus propietarios, se ha concebido desde sus inicios para que sea «absolutamente verde». Como por ejemplo su sistema de climatización, que supera incluso los estándares exigidos por el US Green British Council. Todo gracias al sistema de fotocatálisis que proporciona un aire extremadamente puro en el interior, pues destruye el ADN de los microorganismos. Esto significa que en este edificio nunca podrán detectarse brotes de legionela, pues no existen torres de refrigeración.



 



Fachada textil



El bloque tiene placas solares en la cubierta, jardines y agua en los patios y luz natural en todos los rincones. Las especies vegetales que rodean al edificio, además, han sido cuidadosamente elegidas para que necesiten la mínima cantidad de agua. La cara exterior está recubierta de lamas para que las oficinas no se calienten en exceso. Además, presenta una fachada textil que evita la entrada directa del sol y se «autolimpia» con la lluvia.



 



El ahorro energético de una construcción de este tipo se calcula en 120.000 euros al año y la reducción de emisiones de CO2 equivale a plantar 750 árboles.



 



El edificio produce energía eléctrica a través de paneles fotovoltaicos colocados en su cubierta, que vuelca directamente a la red, y un operador le suministra energía verde procedente de sistemas sostenibles para abastecer el edificio. Cuenta también con paneles solares para el consumo de agua caliente.



 



El diseño del aparcamiento exterior ha sido también cuidadosamente planificado. Se ha colocado una capa vegetal con enredaderas sobre una malla, lo que garantiza que en cinco años estará cubierto y por tanto se reducirá el calor que emiten los coches, por lo que se evitará enchufar directamente el aire acondicionado cuando se suban en ellos. A su lado, se encuentra un aparcamiento para bicicletas, con casi cuarenta plazas. Los empleados que decidan acudir a su punto de trabajo en dos ruedas, disponen de unos vestuarios con duchas para adecentarse antes de presentarse en su oficina.



 



La zona laboral cuenta con sensores de iluminación. Esto significa que la luz que alumbra la mesa de trabajo se apagará automáticamente cuando el empleado se levante de ella, y viceversa. La sostenibilidad del Tripark Las Rozas también se demuestra en las plantas subterráneas del edificio. Para evitar el calentamiento de la atmósfera han habilitado el mínimo de plazas de aparcamiento que obliga el Ayuntamiento. De ellas, unas 57 están reservadas exclusivamente a vehículos de baja emisión contaminante o ecológicos




 


 



 



 


 


 



 


 


 

 

>> Ver todas las noticias