Externalización digital.

 

Estrategia empresarial.

Publicado por FAMASE el 19/03/2015 (ESP)




Las empresas españolas se ratifican en la necesidad de incorporar el talento técnico en sus organizaciones y actividad sectorial. Es una de las principales conclusiones del último estudio de la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), recientemente publicado. En concreto, más de la mitad de las empresas encuestadas valora las figuras de los Analistas de Datos, los Expertos en Marketing a través de la telefonía móvil y los Desarrolladores de Aplicaciones (developers web, móvil, sistemas y cloud) como elementos clave para la transformación digital. En cambio, sorpresivamente, conceden un papel menos relevante a otros perfiles que, como los Creativos y Diseñadores de Servicios o los Crowdsourcing managers, parecían acaparar hasta la fecha la atención de los gestores del talento.



Así, si el 53,3% de las empresas consultadas coincide en la necesidad de contar en sus plantillas con Analistas de Datos, sólo un 23,3% estiman de interés la contratación de un Community manager.



Estos resultados deben manejarse con sumo rigor para no concluir erróneamente que la mentalidad empresarial esté evolucionando frente a las posibilidades y los retos de la economía digital.



Las grandes empresas tecnológicas han tenido siempre, como principal referente de su actividad, las características objetivas de su oferta, su funcionalidad y la excelencia en la calidad de sus diseños. Pero esto no quiere significar, en modo alguno, que estas compañías hayan involucionado en su percepción del mercado, ni que se hayan retrotraído a una fase previa en que se estimaba que un producto o servicio de calidad se vende por sí solo o que requiere, a lo sumo, las estrategias propias de un marketing de corte tradicional.



Supondría un grave error inducir de estos datos un cierto cansancio, tal vez una pérdida de confianza, en las técnicas de promoción y venta más cercanas a las habilidades sociales y a los relatos empáticos sobre la oferta, ni a una revalorización extrema de las características objetivas en detrimento absoluto de sus aspectos más emocionales. De hecho, el 50% de las principales empresas españolas dedicarán presupuestos superiores al 10% al ámbito digital con respecto a 2014 y, de ellas, un 17% lo incrementará en más de un 20%.



El panorama que se nos revela no es el de unas organizaciones ajenas a la necesidad de incorporar el talento social y creativo en sus políticas comerciales. Eso resultaría una opción sencillamente suicida. Las dudas y prevenciones se refieren, específicamente, a los beneficios que depararía la incorporación de todo ese talento a su estructura funcional; y a la rentabilidad futura de instituir departamentos sociales y creativos en su organigrama.../...



 



Publicacion original Mundo Financiero


 

>> Ver todas las noticias