El facility manager centro de la rentabilidad.

 

El Facility Management tiene una incidencia directa en la rentabilidad de los activos: optimiza los tiempos y reduce los costes.

Publicado por FAMASE el 03/07/2015 (ESP)


Madrid, 18  de junio de 2015.-  La mejora de las expectativas económicas, unida a una recuperación del mercado laboral y a una apertura de crédito, han mejorado las cifras del mercado inmobiliario. Este efervescente escenario junto con la necesidad de optimizar los activos convierte a la figura del facility manager en una pieza clave del plan estratégico de las empresas del sector. Así lo han explicado los expertos que asistieron a la jornada, organizada por IFMA España-Sociedad Española de Facility Management,  “La importancia del Facility Management en la rentabilidad de un activo inmobiliario”, que se celebró ayer en la escuela de negocios IESE.



Profesionales de Facility Management y Real Estate debatieron sobre las ventajas de gestionar estratégicamente los activos inmobiliarios a fin de aumentar su rentabilidad.  En este sentido, Pedro García, director del Foro de Innovación en Real Estate de IFMA, aseguró que “la gestión estratégica de los activos inmobiliarios es clave ante el nuevo rumbo que está tomando el sector de Real Estate. Dar valor añadido a los inmuebles permitirá seguir impulsando las operaciones”.



La jornada se inició con diferentes intervenciones que permitieron contextualizar la importancia de que un profesional cualificado gestione los activos inmobiliarios.



El profesor del IESE Business School José Luis Suárez, inició la ronda de ponencias puntualizando la necesidad de tener en cuenta la evolución del mercado para ver los parámetros en los que se mueve el sector: “solo en el primer trimestre de 2015 se ha invertido en inmuebles el triple que en el mismo periodo del año anterior”. Aquí, hay que resaltar la figura del inversor internacional, el cual “entiende mucho mejor los activos de retail y oficinas”, aseguró Suárez, quien mostró la rentabilidad total anual media de inmuebles en España de los últimos 14 años, donde se observa que “la inversión en activos inmobiliarios es más rentable (5,8% de rentabilidad), que otro tipo de activos como las acciones (4,8% de rentabilidad)”. Con estos datos sobre la mesa, el experto puntualizó que uno de los principales factores que permiten alcanzar la máxima rentabilidad es la mejora de“fundamentales”, es decir, adecuación física de las infraestructuras, gestión de servicios, equipamiento…, puntos en los que el facility manager juega un papel fundamental.



El Facility Management tiene una incidencia directa en la rentabilidad de los activos: optimiza los tiempos y reduce los costes




La gestión estratégica juega un papel fundamental en los contratos de Colaboración Público Privada, donde las administraciones públicas incrementan la eficiencia y reducen costes.



Las nuevas tecnologías clave en la mejora de la competitividad de las empresas de Real Estate: la simulación BIM y los Smart Data, tendencias de futuro en la toma de decisiones



Las empresas solo utilizan entre el 1% y el 2% de la información que reciben en su entorno, según el MIT, lo que incide en pérdida de valor.




Por este motivo, este profesional debe participar desde el inicio de los proyectos, optimizando los diseños desarrollados por los arquitectos, aseguraba Pedro García Carro. “Si desde el principio el coste es más bajo y está adaptado a las necesidades finales que va a tener el inmueble, nos supondrá menos tiempo alcanzar la rentabilidad de la inversión y los inquilinos estarán más satisfechos porque verán reducidos sus gastos”. Pero su implicación en las empresas, va más allá. El director del Foro de Innovación en Real Estate de IFMA, destacó que “se ha evolucionado del desarrollo de suelo y ladrillo a crear experiencias, que representan la diferencia que impacta directamente en la rentabilidad del activo”, especialmente en el caso de hoteles, centros comerciales y tiendas.



 El facility manager centro de la rentabilidad



Por otro lado, Juan Manuel Vivar, destacó en su intervención la posición estratégica que juega el facility manager en el caso de los acuerdos de Colaboración Público – Privada (CPP), donde “se convierten en el centro de la rentabilidad del negocio”. En este campo, enfocado en la gestión de servicios públicos, se incluyen desde infraestructuras sociales como hospitales, centros penitenciarios o juzgados; e infraestructuras de transporte como puentes, autovías o túneles. Así, las administraciones públicas pueden desarrollar en un único acto administrativo, a  través del facility manager y sin necesidad de iniciar diferentes procesos de licitación, todas las compras necesarias para desarrollar una infraestructura pública en todo su ciclo de vida, desde su diseño hasta su explotación en los primeros 30 años. Todo ello, además de mejorar la eficiencia y gestión de los procesos, agiliza enormemente los tiempos y reduce la inversión inicial que debe realizar la administración.



La mejora de la eficiencia a través de la simplificación de los procesos es también clave en los activos adjudicados, según Gabriel Izquierdo, Facility Manager de Anida. “La optimización supone unificar criterios de contratos, prever incidencias y establecer unos servicios de mantenimiento y seguridad que nos permitan agilizar las gestiones”, siempre unificando empresas de servicios, lo que nos permitirá ser más agiles y reducir costes.



Info publicado por IFMA España



Famase es miembro profesional de IFMA


 

>> Ver todas las noticias